sábado, 27 de diciembre de 2008

Arquitectura rural. Arico .Tenerife

video


ARICO NUEVO

Se encuentra situado entre los barrancos de La Atalaya y Lere. En el Lomo de la Quinta.
El caserío creció sobre todo, a partir del siglo XVIII, con el traslado de familias pudientes del Lomo de Arico debido a la escasez de agua. El suministro aquí estaba asegurado por el manantial de La Degollada.
El pueblo era eminentemente agrícola y ganadero. Se plantaba trigo y otros cereales, viñas, frutales... y en cuanto a ganadería predominaba el ganado caprino.
Este núcleo de población rivalizó por la capitalidad con el Lomo de Arico, y llegó a obtenerla por varios años (l924-27).
Las edificaciones son de una o dos plantas con patios interiores y graneros en la parte alta. En el centro del pueblo está la plaza y la ermita dedicada a Nuestra Señora de la Luz, a partir de este núcleo surgen las calles principales del pueblo.
En la actualidad es un pueblo practicamente residencial, con la población en retroceso y viviendas deshabitadas. Existen varias casas de Turismo rural. Suele ser muy visitado por ser un pueblo con una arquitectura tradicional muy bien conservada.

ICOR

Hoy es un caserío casi abandonado y aunque están rehabilitando algunas casas , la mayoría están en muy mal estado.
Los primeros habitantes de Icor vivían en cuevas.
Luis Morales descendiente de guanches, casó en 1680, con Brigia Pérez, fueron ellos los dueños de las dos primeras casas que se construyeron en Icor.
En 1778 había tres edificaciones de dos plantas, hechas de piedra de tosca, muy abundante en la zona.Todas tenían un patio, alrededor de él, se levantaba la vivienda, en la parte alta estaba el granero al cual se accedía por una escalera exterior hecha con la misma piedra y terminado en un balcón o corredor.
En el siglo XIX , Icor tenía once casas y 36 habitantes.
En 1987 había 71 habitantes censados. Así, hasta llegar hasta nuestros días, que como se dijo anteriormente está practicamente despoblado.
A destacar el Tagoror guanche que se encuentra al final del pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario